Cual es tu desmadre? Nunca lo sabras si no lo intentas, en UPdesmadre NO HAY RESTRICCIONES expresate libremente".
El lugar para expresate sin censura
+ Responder tema
Resultados 1 al 4 de 4

Tema: Mi suegra paga el precio

  1. #1
    Banned FUCKING va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    14 mar, 11
    Mensajes
    299
    Entradas de blog
    1

    Mi suegra paga el precio

    MI nombre es Enso, tengo 24 años, déjenme decirles que según dicen las chicas soy un tipo muy guapo, soy alto 1.90 mts., mi cuerpo a base de trabajos duros se ha hecho musculoso y definido, pero lo que mas llama la atención de mi anatomía es mi verga que mide 21 CMS y es gruesa.

    Por mis características físicas soy el típico hombre que tiene muchas mujeres, siempre me ha gustado ver las cara de placer de las chicas, todas más jóvenes que yo, mientras destrozo sus vaginas con mi verga, dándoles mucho placer, pero siempre he sido un irresponsable, nunca me ha gustado comprometerme con ninguna de estas chicas, todas son mis aventurillas pasajeras.

    Como les digo mi trabajo es algo duro, trabajo en una construcción, por lo que mis brazos son gruesos y fuertes, mi abdomen duro, mis piernas largas y perfiladas.

    La historia que voy a contar comienza aquí, trabajaba en la construcción de un edificio frente a un colegio en uno de los Barrios mas caros de la ciudad, a esta escuela asistían las niñas mas ricas, todas hijas de familias súper adineradas. Fue ahí donde conocía a Lina, ella era una chica joven de 20 años, era delgada y muy fina, esto quizás fue lo que mas llamo mi atención, así que poco a poco utilizando mis tácticas de conquistador, empecé a enamorar a esta chica, era una niña muy inocente a la que me fue fácil envolver en mi red, así que a las pocas semanas estaba yo saliendo con ella, por su puesto a escondidas de su familia.

    Después de dos meses de esta pequeña aventura, hice mía a la chica, la verdad es que la relación fue mas bien fría, era su primera vez la chica estaba muy contenta y me dijo que ahora me amaba aun mas, pero la verdad para mi había sido un fracaso, Lina no había logrado satisfacerme, puesto que yo era un hombre muy ardiente y con mucha experiencia con mujeres. Seis semanas después de nuestra relación sexual, Lina viene a buscarme a la construcción y me dice que debemos hablar, que se encontraba embarazada y que yo era el padre porque era el único hombre con el que había estado. Yo como en muchas ocasiones irresponsablemente alzando mi voz le dije que no teníamos nada de que hablar y que se fuera porque yo no me iba a hacer cargo de eso.

    Ella salio corriendo, llorando de ahí, yo seguí mi trabajo despreocupadamente.

    Yo no era el típico hombre que se dejaba impresionar por un embarazo ya varias veces había salido de situaciones parecidas, en realidad no estaba entre mis planes amarrarme a una sola mujer, y menos a una chica como esta que aunque muy linda era muy fría en materia sexual.

    Habían pasado dos meses y un día estaba sentado en la entrada de la construcción descansando después del almuerzo, cuando un carro muy fino para ahí, y veo como de su interior sale una mujer muy elegante era una mujer de unos 50 años, su apariencia demostraba mucha finura, elegancia al vestir, un porte elegante y autoritario, se podía decir que era como esas mujeres de alta sociedad que salen en televisión. Mirándome de una forma un poco despectiva pregunta por "Enso", le digo que soy yo, entonces mirándome de arriba abajo como examinándome, en un tono indiferente empieza a hablar:

    "Soy la madre de Lina, no quiero hacer muy largo el asunto, en mi familia estamos acostumbrados a no tener ningún tipo de escándalo, UD fue el irresponsable que embarazo a mi hija, y como me imagine es UD un pobre trabajador de barrio, así que quiero solucionar el problema de mi hija, dígame cuanto dinero quiere para que se case con ella?"

    Me miraba de una forma muy prepotente, por arriba del hombro, como quien habla con uno de sus criados.

    "De que habla señora, no comprendo", Añadí queriendo ver su reacción

    "No quiero hondar mas en el caso, quiero reparar el error de mi hija, dígame cuanto quiere por ser esposo de mi hija, lo único que quiero es que mi hija este casada cuando tenga a su hijo, soy de una familia muy adinerada y conservadora, en la que nunca ha habido ningún tipo de escándalo, y si acepta UD será el mayor beneficiado, ascenderá económicamente, yo me encargare de que nada les falte, simplemente UD debe responderle a mi hija por su error"

    Yo escuchaba callado, había algo en aquella mujer que me desconcertaba, su frialdad y su forma tan calculada de decir las cosas.

    "Cual es su precio, dígame rápido que no tengo mucha prisa, soy una mujer muy ocupada con muchas cosas importantes por hacer,". Añadió la mujer

    Algo en mi comenzó a enfurecerme, la prepotencia de aquella mujer, tenia una idea, si ella quería comprarme, aceptaría y me encargaría de hacerle imposible la vida a aquella mujer que me miraba despreciativamente, mientras estuviera con su hija.

    "Esta bien acepto señora, no quiero dinero, acepto a casarme con su hija, y responder por mis actos."

    Ella sonrió era una risa irónica como quien logra siempre lo que se propone.

    Al fin, había pasado todo, hacia una semana que estaba viviendo en aquella mansión, eran definitivamente una familia muy adinerada, todos los lujos y comodidades que se podía uno imaginar desde mi humilde condición, mi nueva esposa y yo habíamos sido instalados en una grande y lujosa habitación con baño y jacuzzi privado, habían varias personas que se encargaban del mantenimiento de la casa. Mi relación con mi nueva esposa no era tan malo como me lo había imaginad, en realidad ella era una chica muy tranquila y complaciente que estaba muy enamorada de mi, aunque un poco conservadora e ingenua pues en nuestra noche de bodas cuando quise hacerle el amor, me dijo que no que ahora que estaba embarazada, le daba mucho miedo por el bebe que deberíamos esperar a que finalizara el embarazo. Yo la verdad, no comprendí, pero no queriendo forzar las cosas acepte, su decisión, ya buscaría la manera de satisfacer mis deseos sexuales...

    Mi nueva suegra Julia, era una mujer de 50 años, viuda, su marido había muerto hacia 7 años, desde entonces, ella había tenido que asumir todos los negocios de la familia, teniendo que hacerse aun mas fuerte de carácter, su prepotencia y orgullo, su porte frío y calculador, se basaban en que ella llevaba las riendas de todas sus empresas sola, hasta donde sabia esa mujer no había tenido ninguna otra relación con nadie pues no había querido faltar a la memoria de su difunto marido, y porque como me había contado mi esposa ella misma decía "No necesito de ningún hombre a mi lado"

    Yo en realidad aunque odiaba a aquella mujer que ni me dirigía la palabra, pues me miraba como un objeto que compro para su hija, no podía negar que la señora era muy hermosa, era alta, blanca con cabello claro, teñido, sus ropas eran siempre muy elegantes y conservadoras pero yo podría decir que esa mujer debía tener un hermoso cuerpo debajo de toda esa ropa.

    Siempre que nos encontrábamos en la casa, ella me miraba de forma despectiva y no me decía nada, me ignoraba. Como era que esa mujer me mirara como un objeto más en esa casa, era algo que mi orgullo no podía aceptar.

    Debería encontrar la manera de que esta mujer se diera cuenta que a mi no podía tratarme como a uno más de los empleados de su casa.

    Empecé a idear la manera de vengarme de esta mujer, pero como?, su odio residía en el hecho de que había embarazo a su hija, había manchado el honor de la familia. Cual seria el lado débil de esta mujer, cual seria su talón de Aquiles. La respuesta a mi pregunta llego una noche sin que la hubiera buscado.

    Eran las 10.30 de la noche y estaba con mi esposa en nuestra habitación, cuando sintiendo un poco de sed, decidía salir a tomar un vaso de jugo a la cocina, así que levantadome de la cama observe como mi mujer dormía profundamente, aunque mi suegra se había encargado de comprarme batas de seda y todas esas cosas que usan los señores de sociedad, a mi esto no me gustaba, me parecía mas agradable dormir en calzoncillos, ese día llevaba puesto uno blanco de algodón ajustado que marcaba muy bien mi herramienta, así que saliendo de la habitación únicamente usando un calzoncillo y pensando que ya todos estarían dormidos, baje la escaleras y me dirigí a la cocina, sin encender la luz, abrí el refrigerador y me serví un vaso de jugo frió, terminando con esto me dispongo a salir de la cocina, cuando de pronto la luz se enciende, y veo como mi suegra esta parada en la puerta de cocina,

    "OOH!, que hace usted aquí?", dice en un tono asustada.

    Puedo ver como ella va vestida con una bata de seda que llegaba a sus rodillas, su cabello iba suelto sobre sus hombros, la bata era rosa, de una seda muy fina y delgada, sobre ella llevaba una túnica que la cubría, no dejando ver nada mas de sus formas.

    "EEEE.. Yo señora vine a tomar un vaso de jugo", le respondí un poco nervioso.

    "Como se atreve bajar a la cocina vestido así", mientras decía esto mire como su vista recorría mi cuerpo y como sus ojos se demoraban un poco mas mirando la parte delantera de mi calzoncillo, luego rápidamente aparto la vista como indignada.

    "Esta es una casa decente, no para que ande así en la oscuridad de nuestra cocina",

    Podía notar como estaba un poco nerviosa, aunque su voz era enérgica, podía sentir que verme ahí, casi desnudo la había impresionado. Así que tranquilizándome y tomando una actitud de frescura, le dije:

    "Disculpe suegra, no creí que hubiera nadie levantado" y mientras decía esto salía de la cocina rumbo a mi habitación, notando como ella, aunque molesta, miraba de nuevo hacia mi calzoncillo cuando pasaba a su lado en la puerta para salir.

    Cuando llegue a mi habitación, me dirigí al baño a orinar y mientras estaba frente a la tasa recordé la mirada de desconcierto de mi suegra y como me había mirado cuando pregunto que hacia en calzoncillo, esto me provoco mucho morbo haciendo que mi verga empezara a despertar y ponerse dura, instintivamente empecé a sobarla tratando de imaginar lo que habría sentido mi suegra, al verme casi desnudo, ahí frente a ella, mi excitación aumento y la velocidad de mi masturbación también, empiezo a sentir como la carga de semen almacenada en mis bolas empieza a subir por mi verga hasta salir disparada contra una de las paredes del baño.

    Ya en la tranquilidad de mi cama, empecé de nuevo a imaginar, si mi suegra era una mujer aun muy bella, y había perdido a su hombre hace varios años, que habrá sentido al verme ahí casi desnudo a su lado, después de tantos años de no ver algo así, eso era, ya tenia la forma de vengarme de mi prepotente suegra, la martirizaría con lo único que no tenia, sexo.!, aunque fuera una mujer dura, no era una maquina y algún deseo debería quedar aun dentro de ella. Yo me encargaría de averiguarlo.

    Así fue como comencé mi venganza, empecé a buscar los momentos en que por "casualidad" me encontraba con mi suegra en mi casa. Un día mientras mi esposa había salido al peluquero, escuche cuando mi suegra llegaba a casa después de la oficina, yo sabia que siempre lo que ella hacia cuando llegaba a casa era pegarse un baño y cambiarse para cenar, así que dirigiéndome a su habitación, entre en su cuarto de baño, abrí la ducha y me desnude completamente, acariciando un poco mi verga para que estuviera un poco semi erecta, en el momento en que escucho la puerta de la habitación abrirse cierro la ducha y procedo a hacer que me seco la cara con la toalla, sintiendo como se abre la puerta del cuarto de baño, escucho:

    "OOhhhh," y escucho como de nuevo se cierra la puerta, eso es, sabia que mi suegra mi había visto desnudo, había visto mi verga medio erecta, entonces fingiendo sorpresa y vergüenza, anudo la toalla alrededor de mi cintura y abro la puerta hacia la habitación, ahí estaba ella, la miro como apenado y antes de que pueda decirme nada le digo:

    "Perdóneme doña Julia que vergüenza, es que la ducha de nuestra habitación no calienta el agua, y como pensé que usted no llegaría temprano, me tome el atrevimiento de usar su baño, discúlpeme de verdad lo siento",

    Ella estaba aturdida su cara estaba roja, no se si de vergüenza o excitada, entonces simplemente, me dijo sin mirarme,

    "Salga, Salga!"

    Yo volvía a disculparme y Salí de su habitación, sabia que algo había logrado, esta vez no hubo gritos ni desplantes, solo su cara consternada.

    Ahora cada vez que se encontraba conmigo en la casa, bajaba la mirada, como avergonzada. Eso era había comenzado a domesticar a aquella prepotente mujer. Pero aunque estaba logrando mi propósito de bajar su orgullo y vengarme, algo dentro de mí también parecía crecer, un ardiente deseo de seguir exhibiéndome ante ella.

    Ahora cada vez que me masturbaba tratando de satisfacer las necesidades sexuales que mi mujer no podía quitar, las imágenes que venían a mi cabeza no eran las de chicas jovenes con cuerpos sabrosos, sino el de mi suegra y su sensual cuerpo maduro.

    Una tarde estando en mi habitación, mi esposa estaba en el cuarto de TV, escucho al mayordomo tocar la puerta y decirme que mi suegra le había dicho que me pidiera que si le podía revisar un gabinete en su habitación, ya que sabia que yo era bueno con los trabajos de construcción y reparación. No comprendía muy bien su solicitud pero decidí ayudarla.

    Fui hasta la habitación de mi suegra, cuando ingrese ella estaba ahí parada como siempre de nuevo su porte elegante y autoritario, hablando seriamente me dijo que si podía reparar su closet, que seria una forma de demostrarle que servia para algo, esto ultimo lo dijo de una forma tan despectiva que de nuevo mi rabia e ira crecieron.

    Queriendo demostrarle que era mejor de lo que pensaba, traje algunas herramientas y comencé a trabajar, mientras ella tomaba un libro y se sentaba en una silla a leer.

    Lo primero que empecé a hacer fue vaciar su closet, maldición habían muchos trajes y vestidos elegantes, mientras quitaba toda la ropa notaba una cesta grande en una de las esquinas, cuando bajaba para quitarlo del closet un olor familiar me tomo por sorpresa, el olor de Calzones usados, calzones sucios y sostenes usados también, y eran de mi suegra, en ese momento ante tal situación, siento como mi verga empieza a despertar bajo mis pantalones.

    Mi suegra no parecía notar lo que había descubierto, yo lo saco y comencé a taladrar los agüeros en la pared para hacer el cambio de los estantes del closet.

    Mientras yo hacia esto escuchaba como mi suegra se ponía de pie, y se dirigía a la puerta del baño contigua al closet, abría y se encerraba dentro. De repente yo siento un nuevo impulso, yo suavemente taladraba a través de la pared que comunicaba al baño y luego con un desatornillador hice un pequeño hoyo, por donde podría mirar al baño sin que mi suegra se diese cuenta.

    Coloco mi cara contra la pared, yo veo la imagen de mi suegra en el espejo como se agachaba para abrir la llave de su tina de baño, luego mi prepotente y orgullosa suegra empezaba a desnudarse, mientras sentía como mi verga seguía endureciendo, iba a ver a mi suegra sin sus serios trajes de negocios, esos que escondían completamente su cuerpo, cuando se empezó a desnudar la imagen comenzó a cambiar, primero fuera la blusa blanca de seda, sus pechos eran grandes y firmes, a través de un sostén de seda negro , luego se quitaba pulcramente su falda, ahora podía verla en pantys , ahora se quitaba su sostén, sus pechos eran tan grandes como dos melones, sus pezones eran mas oscuros, y grandes de los que yo siempre había visto, mí verga se ponía completamente dura con esta imagen.

    Se quitaba su party, mostrando un calzón blanco muy claro que mostraba prácticamente un arbusto oscuro debajo de el, mientras miraba como ella bajabas sus calzones, yo bajaba el cierre de mi pantalón liberando mi grande y dura verga en toda su extensión, mientras ella giraba para meterse en la ducha yo podía ver sus nalgas redondas y firmes. Yo empecé a acariciar mi verga ante tan espectáculo, una mujer con aquella madura sensualidad, como era que podía estar sola. Entonces inclinándose para cerrar el agua de la bañera puedo ver su oscura caverna entre sus piernas, mientras sigo acariciando mi verga siento como ante tan visión, mi verga empieza a arrojar toda la leche contenida en mis bolas contra la pared, mi venida es tan intensa que salpico toda la pared frente a mi, con mi caliente semen.

    Era tanta mi excitación que mi verga permanece dura aun después de expulsar mi leche, sigo mirando, mi suegra esta ahora en la bañera, sus grandes pechos fuera del agua, como dos islas gemelas, entonces ella echaba su cabeza atrás, sacaba sus manos del agua, salpicaba sus grandes senos, sus dedos empezaron a jugar con sus pezones, hasta ponerlos muy duros, ahora sus manos tomaban sus senos y los estrujaba juntos, mientras acariciaba sus pechos, una de sus manos resbalaba a través de su estomago , y bajaba hasta perderse en el agua, viendo el movimiento de su mano sabia que estaba acariciando su vagina, los movimientos son mas frenéticos, hasta que de pronto ella arqueaba sus caderas y su vagina quedaba fuera del agua, mi verga estaba de nuevo completamente dura, pidiendo guerra de nuevo, veía como ella se acariciaba su vagina dándose el alivio que tanto necesitaba con su mano, ella estaba en su punto de culminación sexual, pues comenzaba a gemir mas fuerte mientras sus dedos se hundían en su vagina, hablando de puntos de culminación yo me encontraba tan excitado que tomando mi vega de nuevo en mi mano y mirando los movimientos de sus dedos sobre su rica vagina de nuevo me masturbe furiosamente, y así mientras veía como mi suegra llegara a la cúspide de su orgasmo, mi verga de nuevo expulsaba potentes chorros de leche que se estrellaban de nuevo contra la pared, fue tan intensa mi venida que tuve que sujetarme de la pared.

    Cuando de nuevo vuelvo a mirar por el agüero mi suegra estaba con los ojos cerrados, una pierna a cada lado de la bañera, mientras sus pechos se relajaban contra el agua que suavemente los acariciaba, deseando ser yo el que lo hiciera.

    Entonces veo como mi suegra de pronto abriendo sus ojos con una cara de gran satisfacción, gemía una palabra mientras acariciaba de nuevo sus senos, la palabra pronunciada era "Enso…"

    Continuará…

  2. #2
    Banned FUCKING va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    14 mar, 11
    Mensajes
    299
    Entradas de blog
    1
    Mi suegra paga el precio 2
    Ahí estaba yo tras la pared del baño completamente excitado sabiendo que mi suegra se había estado masturbando en mi nombre. Sabia que aquella mujer llegaría a ser mía muy pronto si me lo proponía.

    Termine de reparar su closet, mientras ella se vestía, de nuevo elegante pero conservadoramente, luego salio del baño y se fue a la sala. Entonces yo dirigiéndome a mi habitación, me dispuse a descansar un poco máxime después de las 2 masturbadas que me había hecho.

    Así pasaron varios días sin novedades, ella seguía prepotente y distante conmigo, solo con mi esposa, su hija conversaba, pero ahora las miradas no eran de mayor a inferior, veía en sus ojos un brillo diferente.

    El embarazo de mi mujer continuo ahora con 8 meses, su cuerpo estaba ancho y pasaba mucho tiempo en citas medicas y consultas, por lo que yo me quedaba en casa solo mucho tiempo, fue así como mi naturaleza sexual empezó de nuevo a despertarse con una de las domesticas de la casa, era una chica joven, como de 22 años, con buen cuerpo, empecé a enamorarla hasta que una tarde en la cocina, la tenia justo donde quería, la estaba acariciando , sus pechos se habían puesto duros, y también se había puesto mas dura mi verga que hacia tiempo no estaba enterrada en ninguna rica raja, yo había bajado el cierre de mi pantalón, y había sacado mi verga fuera mostrándola a la domestica que se sorprendió por el tamaño, "Mámala" le decía mientras trataba de hacer que se agachase a chupar mi duro trozo de carne.

    De pronto la puerta de la cocina se abre, y ahí frente a nosotros estaba mi suegra, Doña Julia, su rostro era un conjunto de sorpresa, admiración e indignación, la rabia se apodero de ella, y mirándonos furiosa grito:

    "Salgan de mi casa los dos, son un par de basuras, fuera!, "

    Yo guarde mi verga dentro del pantalón, acomodándola mientras la chica se cubría los pechos, la chica empezó a llorar, mientras mi suegra seguía

    "UD es una basura, un hombre que no vale nada, como pudo engañar a mi hija con esta chica tan poca cosa…"

    Aunque estaba furiosa note que mientras decía esto, sus palabras contenían un dejo de celos.

    "váyase de mi casa, poco hombre, mi hija no necesita, un pendejo como UD a su lado "

    Saliendo de la cocina, y cegado por la rabia, Salí de aquella casa, era cierto que la mujer nos mantenía, pero había sido suficiente, no le permitiría más ofensas.

    Alquile un cuarto en un barrio marginal de la ciudad, de nuevo regresaría a mi vida de soltero, y a la construcción. Ya había sido suficiente de aquella vida con mi prepotente y orgullosa suegra.

    Habían pasado 3 semanas, cuando un día estando echado en mí cama dentro del cuarto, escuche como tocaban fuerte la puerta, yo estaba completamente desnudo, pues me sentía cómodo estando así cuando dormía, me levante, y me dirigí a la ventana, asomándome me lleve una sorpresa al descubrir que quien estaba ahí era mi suegra. Seguramente vendría de nuevo a pedirme que regresara con su hija, pero esta vez las cosas serian distintas…

    Me coloque una toalla alrededor de la cintura, cubriendo mi desnudez, y abrí la puerta, mi suegra se impresiono un poco, pues lo note en su rostro, pero rápidamente adquiriendo una actitud dura me hablo:

    "Vengo por usted, mi hija no hace otra cosa mas que llorar, extrañándolo y me preocupa que ha desmejorado mucho, máxime en su condición, así que vengo para que regrese a la casa, si por mi fuera, nunca mas lo hubiera visto, pero la salud de mi hija esta en juego"

    "Ahora yo tengo mis condiciones señora, así que pase, debemos hablar", y diciendo esto le abrí un poco mas la puerta de mi cuarto para que ingresara.

    Ella de mala gana entro, y yo cerrando despacio la puerta tras ella, le dije "Siéntese", Ella tomo una silla y se sentó, yo fui y me senté frente a ella en la cama, intencionalmente abrí un poco mis piernas al sentarme dejando expuesto parte de mis testículos y verga semi erecta.

    Ella no pudo dejar de mirar, pues vi, como sus ojos iban directamente dentro de mis piernas, sabia que esto la perturbaba, entonces empecé a hablarle seriamente.

    "La ultima vez que estuve en su casa UD me trato muy mal porque quise tener sexo con una de las domesticas, yo soy hombre y necesito tener mis desahogos, su hija esta embaraza y no quiere que tengamos sexo mientras este en su estado, así que que podía hacer yo señora"

    Ella manteniendo su actitud seria, mientras hablo: "Hay otras maneras de desahogar sus deseos sin tener que serle infiel a mi hija, UD entiende"

    "Que me esta queriendo decir suegra, a que se refiere, quizás a esto…?", y mientras decía esto empecé a deslizar mi mano sobre la toalla que cubría mi verga haciendo que se me fuera poniendo dura, ella miro callada como mi mano empezó a deslizarse hasta soltar el nudo de la toalla en mi cintura y como la toalla caía al suelo, dejando mi gruesa y larga verga completamente dura frente a ella.

    "Que hace, no sea usted tan atrevido", dijo mientras sus ojos seguían fijos en mi tranca.

    "Bueno señora, baje el tono de su voz, si no le gusta lo que hago, salga inmediatamente de aquí, pero recuerde que su hija no volverá a verme y esto podría ser peligroso para su salud"

    MI suegra mirándome furiosa, bajo su mirada al suelo, sabia que estaba en mis manos, era mucho su amor por su hija. Entonces mientras empezaba a acariciarme la verga con la mano, le hable:

    "Levante la vista, y veame!"

    Ella tímidamente, levanto la vista hacia mis ojos,

    "Dígame una cosa, que siente viendo como su joven yerno se masturba delante de usted, señora, dígame que siente" Le decía mientras deslizaba mi mano sobre toda la extensión de mi verga.

    "La verdad mucha vergüenza", Hablo ella ahora en un tono de timidez

    "NO tiene porque sentir vergüenza, al final de todo somos familia, dígame señora cuanto tiempo tiene de no ver no trozo de carne como el mío"

    "Mucho tiempo, desde que mi marido murió, no he tenido nada que ver con ningún hombre" decía suavemente.

    "Y dígame la verdad, no le excita un poco verme así frente a usted acariciando mi verga"

    "NO" respondió

    "De verdad, no la excita ni un poco esto" volví a insistir.

    "Usted lo que me da es asco, es un vulgar, insolente",

    Cuando me dijo esto, mi cabeza se lleno de cólera, como podía esta mujer decirme esto cuando que sabia que necesitaba de mi, entonces poniéndome muy serio le hable muy fuerte:

    "Levante su falda, veremos si de verdad le doy asco señora!"

    "Como se le ocurre!, esta loco bastardo!, es mas déjeme salir, ya veré que hago para que mi hija se recupere, usted es un maldito pervertido"

    Y diciendo esto se paro de su silla, entonces impulsado por mi ira, mi sed de venganza y mi excitación, me levante también y me puse frente a ella. Tomándola del brazo la sujete fuerte y la tire sobre la cama.

    "Ahora va a saber lo que es respetar a un hombre, señora, le voy a enseñar a respetarme"

    Tirandola sobre la cama, yo me coloque sobre ella, sujete sus manos con las mías, ella forcejeaba para liberarse, mientras gritaba fuertemente,

    "Suélteme maldito, déjeme en paz, lo voy a hacer encarcelar por esto, suélteme!"

    Entonces tomando una mano la puse sobre su boca, y le dije que si no se callaba la iba a bofetear hasta que lo hiciera, que nadie la iba a ayudar.

    Mientras decía esto mi mano bajo hasta su falda que se había subido con el forcejeo por liberarse, metiéndola dentro sentí la tela de su calzón, era suave muy sedosa, con mis dedos corrí la tela a un lado, poniendo en contacto mis dedos con su arbusto de pelos que sentía, moviendo mis dedos, pude sentir como su vagina estaba muy húmeda, esta mujer, era una mentirosa, se había excitado mirándome y no lo quería confesar.

    "Mire señora mire como esta toda mojada, esta toda lubricada, aunque no quiera aceptarlo, se que esta así por mi culpa, se que usted me desea señora, que debajo de ese porte frío y serio, existe una mujer ardiendo en deseos, con muchas ganas de sentir"

    "Déjeme, suélteme," Gritaba

    Seguí moviendo mis dedos dentro de su raja, mi verga por la posición en la que estaba sobre ella, rozaba su estomago sobre su blusa, era tanta mi excitación que sentí como mi verga se ponía aun mas dura, y como mis bolas se llenaban completamente de semen, siento como toda esa leche contenida corre a través de mi verga, saliendo expulsada en potentes chorros contra su blusa, "AHHHHHHHHHHH" fue lo único que atine a gemir, mientras sentía la deliciosa oleada de calambres recorrer mi cuerpo, me abandone completamente sobre ella, sintiendo como me cuerpo alcanzaba el máximo placer.

    Era lo máximo "ahhhhhhhh.. si que delicia" fue lo que dije mientras giraba mi cuerpo y quedaba a su lado completamente relajado en la cama. Ella que estaba gritando observo callada como mi leche lleno toda su blusa, parecía confundida, enojada, asustada, tomando su mano, toco el semen caliente que se encontraba sobre ella, lo movió en sus dedos, sintiéndolo caliente, cremoso, y entonces levantándose muy seria de la cama, me miro su rostro no tenia ninguna expresión, estaba seria, como si estuviera en un trance profundo.

    De nuevo estaba de pie fina, retadora,con su porte elegante, la leche corría por su blusa, entonces mirándome directa a los ojos, mientras comenzó a desabrochar su blusa hablo:

    "Usted es un bastardo, mire como ha ensuciado mi blusa, ahora tendré que limpiarla, para que no se manche"

    Yo estaba boquiabierto, jamás espere su reacción, creí que saldría corriendo acusándome y maldiciéndome pero no ahí seguía quitando los botones de su prensa, hasta que abriéndola completamente mostró un sostén blanco de seda, sus pechos se veían grandes y redondos, sus pezones se marcaban a través de la prenda, como queriendo salir, entonces tomando ambos lados de su falda la levanto despacio sobre sus caderas hasta quedar enrollada a su cintura, ahora podía ver sus largas y firmes piernas, eran bellas, para una mujer de su edad, y arriba un calzón también se seda, un poco mas conservador, en realidad era un calzón de señora, pero me excitaba verla así, su mata de pelos se reflejaba debajo de este, insinuando una raja grande y gorda.

    Deslizando su mano, la puso suavemente sobre su calzón, y entonces corriendo con los dedos la prenda hacia un lado procedió a meter un dedo en su rica vagina,

    "Esto es lo que quería bastardo, verme así frente a usted, dígame eso es lo que quiere, ver a una señora como yo masturbándose frente a el esposo de su hija, pues bueno míreme, mire como meto mis dedos dentro de mi vagina, mire, dígame cree que disfruto de esto, pues no, mis dedos no producen ninguna sensación en mi"

    Yo la observaba callado sobre la cama, mi verga que había empezado a desinflarse por la venida, de nuevo empezó a ponerse muy dura, era lo mas erótico que podía imaginar mi suegra desnuda frente a mi masturbándose, entonces empecé de nuevo a acariciar mi verga mientras ella seguía hablando:

    "Veo que le produce mucha excitación verme así yerno, pues entonces siga mirando como acaricio mi vagina, mire como me mojo toda con los roces, sabe una cosa, le voy a confesar algo, desde hace mucho tiempo no sentía ninguna necesidad de masturbarme, ni de acariciarme, creí que había perdido todo ese interés, pero desde que lo vi a usted en mi habitación, algo despertó en mi, un deseo perdido de sexo, muchas veces he fantaseado en ser tomada por usted y que me hiciera sentir mucho placer, con esa enorme verga que tiene, porque si yerno, usted tiene una verga enorme, la de mi marido era la mitad de esa, mire como acaricio mis grandes pechos, le gustan yerno?"

    Mientras decía esto una de sus manos iba a sus senos y los estrujaba acariciándolos, rozando sus pezones poniéndolos mas duros, parecía que su sostén iba a estallar. Yo estaba en un estado de excitación total mi verga iba a reventarse de lo dura y gruesa que estaba, la acariciaba con mi mano mientras con la otra acariciaba mis bolas.

    Entonces mientras sonreía muy irónicamente, ella hablo de nuevo,

    "Le gusta verdad?, le gustan mis pechos y mi cuerpo verdad?"

    "SI," respondí muy excitado,

    "Pues vealo así, porque es lo UNICO que va a tener de mi" y mientras decía esto su cara de nuevo cambiaba, poniéndose seria. Sus manos iban a los extremos de la blusa y cubría sus pechos, y bajaba la falda de su cintura, cubriendo de nuevo su vagina y sus piernas.

    "NO señora, no me haga esto, ahh mire como estoy de excitado" le decía mientras masturbaba mi verga, sentía que de nuevo iba a expulsar todo mi semen.

    Entonces ella, estirando su mano y poniéndola frente a mi verga recibe los potentes chorros de semen que de nuevo son arrojados por mi verga, quedando todos estrellados contra su mano, "Ahhhhh si que rico, tome señora, sienta mi caliente y espesa leche en su piel," le decía mientras me retorcía de placer, mi suegra había recibido en su mano toda mi caliente leche, eso hacia que el placer fuera aun mas grande.

    Entonces mientras volvía a la realidad de mi viaje al placer, jadeando despacio y recobrando mi aliento, escuche como mi suegra mientras limpiaba su mano, hablo:

    "He pagado el precio que usted quería, le he sacado su leche, calmando su excitación, ahora usted debe cumplir su parte, vuelva a casa junto a mi hija, y nunca mas hable sobre esto, mi hija lo espera. "

    Yo permanecí en la cama, relajado mientras mi suegra salía de mi cuarto, con su porte elegante y conservador, yo sabia que debía volver a esa casa, tenía una obligación que cumplir con mi esposa y una tarea que terminar con mi suegra.

    Continuara…

  3. #3
    Banned FUCKING va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    14 mar, 11
    Mensajes
    299
    Entradas de blog
    1
    Mi suegra paga el precio 3
    Julia regreso a su casa muy nerviosa, como era posible que una señora como ella se hubiera prestado a semejante humillación, masturbarse frente a su yerno, mientras este lo hacia frente a ella, subiendo las escaleras cruzo en silencio hasta su habitación, sentía que sus entrañas le quemaban, ella una mujer madura, con sus principios, su elegancia, completamente entregada a los actos mas sucios, y delante de El, precisamente delante de El, su yerno, ese joven de aspecto vulgar, si tenia que reconocerlo, vulgar e insolente, pero muy masculino, cada fibra de su cuerpo reflejaba una virilidad muy excitante, hasta para una mujer madura como ella, tan segura de sus actos.

    Entrando en su habitación, cerro con llave la puerta , y entonces ahí frente al espejo grande del tocador, se desnudo completamente, miraba como las prendas iban desprendiéndose de su cuerpo, su blusa, su sostén, su falda, su calzón, ahí estaba ella una mujer de 50 años, a punto de ser abuela, excitadísima por un hombre muchísimo menor que ella.

    Entonces recostándose sobre la cama, empezó a acariciar sus senos suavemente, los estrujaba, deslizaba las yemas de sus dedos sobre sus oscuros pezones que estaban durísimos, una de sus manos bajo por su vientre, despacio, , "Porque, porque tengo que sentir este deseo, creí que mi deseo había muerto con mi esposo, que cuando el se fue todos mis deseos sexuales, se fueron con El, pero no aquí estoy acariciándome, ,… ah, estoy tan caliente, ", bajo su mano hasta tocar su vagina que se encontraba muy húmeda, sus dedos resbalaron fácilmente dentro, sintiendo en sus propios dedos todo ese calor que la quemaba por dentro, "Si así.. ah como disfruto", en ese momento la imagen de su yerno vino a su mente, "Ahhhhhh… si uhhhh" veía la gruesa y larga verga de Enso frente a ella. La veía tan grande y dura, deslizando mas profundo sus dedos dentro de su vagina se acaricio con mas fuerza, mientras era sacudida por una oleada de placer "ahhhhh… si así Enso, dame fuerte…UHHHH" gemía imaginando la potente verga de su yerno dentro de su raja.

    Su cuerpo se retorcía de placer mientras su orgasmo duraba era excitante, ver como sus pezones estaba completamente duros, estrujaba sus pechos, y mientras gemía escucho un golpe en la puerta de su habitación:

    "Mama, te pasa algo?", era su hija, la esposa de Enso, seguramente sus gemidos habían sido muy fuertes y los había escuchado.

    Tratando de recobrar la calma, con voz pausada hablo:

    "No Hija simplemente me duele un poco la cabeza, por eso me quejaba, pero estoy bien, déjame descansar un rato y luego voy a verte"

    Julia pensó esto no puede seguir, debo hacer algo para olvidarme de lo sucedido con Enso y conseguir tranquilidad. Pensó "Ya se lo que voy a hacer"

    "esta bien mama, como digas"

    Lina se retiro de la puerta de la habitación de su madre, un poco extrañada, ella no era muy conocedora de las artes de amar, pero sabia que los gemidos que habían salido del cuarto de su madre no eran de dolor, mas bien parecían de placer.., pero no, como podía ella pensar eso su madre, desde la muerte de su esposo nunca había tenido ninguno otro hombre como ella misma lo había dicho "Porque no los necesitaba".

    Esperaría que su madre descansara un rato y luego vendría de nuevo a ver como le había ido en su conversación con su esposo, ella lo amaba tanto y le hacia tanta falta, agradecía que su madre hubiera ido a buscarlo bajando su prepotencia y orgullo y esperaba que El regresara a su lado.

    Ahí estaba parado frente a la entrada de la gran mansión donde volvería a vivir con su esposa y su madura y deseada suegra, porque si, aunque sabia que la mujer era una vieja prepotente y orgullo, tenia que admitir que la deseaba mas que a nada en este mundo, El que siempre había tenido a todas las chicas que había querido, estaba mas que obsesionado con aquella madura mujer, que hacia hervir la sangre en sus venas. Entro en la casa, su mujer estaba en la sala, cuando lo vio una amplia sonrisa apareció en su rostro, El sabia que ella estaba muy enamorada de El, su embarazo estaba casi en su parte final, estaba muy gorda, la panza redonda sobresalía en su maternal, ella corrió y lo abrazo llorando haciéndole prometer que nunca mas la abandonaría, El se lo prometió, le dijo que estaría con ella por mucho tiempo, y la beso en la mejilla.

    Así fue como regreso Enso a su vida en aquella casa, lo que le extrañaba, era que tenia ya varios días de haber regresado y en todo ese tiempo no había visto a su suegra, donde estaba, fue una tarde cuando su esposa le contó lo que sucedía:

    "NO puedo creerlo, porque después de tanto tiempo", dijo Lina

    "Que te pasa?" dijo Enso intrigado

    "NO puedo creer lo que me ha contado mi madre, es que siempre dijo que no necesitaba ningún hombre a su lado, y mira, sabes que acaba de presentarme a su "Amigo" "

    "De que hablas?" pregunte mas intrigado aun

    "De mama, ha traído a un señor a casa y me lo ha presentado como su amigo, no puedo creerlo!"

    Sentí una punzada de celos, como era posible que mi suegra trajera a algún hombre a esta casa, el único hombre en el que debía fijarse era en mi, no en nadie más.

    "Tranquila, debe ser solo un amigo"

    "Claro que no, venían tomados de la mano" grito Lina

    "Ella no tiene derecho a hacerme eso, es una mujer madura, la voy a hacer abuela en poco tiempo, como se le ocurre traer un hombre a casa" siguió

    "Ella es una mujer madura, sabe lo que hace, tranquila no te preocupes, ven bajemos quiero conocerlo"

    Tome a mi mujer del brazo y me dirigí con ella a la sala donde se encontraba mi suegra con su "amigo", con razón no la había visto en estos días debía estar muy entretenida en su romance. Entramos en la sala y saludando nos sentamos frente a ellos. Ahí estaba ella como siempre elegante, regia, y junto a ella estaba un hombre podría tener unos 65 años, era un hombre viejo, en realidad mucho mayor que ella, era un tipo bajo, regordete, ja no era el tipo de competencia que me esperaba.

    Ella disimulando su rabia, nos hablo, "Quiero presentarles a Esteban, El es un amigo, con el cual he estado saliendo y quisiera que lo conocieran"

    Así fue como mi suegra nos presento a su compañero sentimental, y aunque ella decía que le agradaba mucho yo sabia que no era cierto, lo notaba en la forma en que lo miraba, como si lo estuviera usando para librarse de mí. Yo le demostraría que no seria tan fácil librarse de mi, y que el único hombre que la podría satisfacer seria yo.

    Por fin llego el día esperado, mi mujer empezó a quejarse de dolores de parto, la llevamos a una clínica privada muy prestigiosa, mi suegra, se encargo de todos los papeles, tres horas mas tarde estaba recibiendo la noticia de que mi primer hijo había nacido.

    Estábamos ahí los tres en la sala de espera, mi suegra, su amigo y yo, al escuchar la noticia, Esteban me felicito, y a mi suegra, entonces aprovechando la ocasión, me acerque a ella y abrazándola mas de la cuenta muy discretamente, acerque mi cara a su oído y le dije "Felicidades Nueva abuela, esta noche la voy a hacer muy feliz" Y me separe de nuevo, ella me miro con una cara de susto e intriga.

    MI mujer debería permanecer en la clínica unos días en reposo con mi nuevo hijo, así que Esteban se ofreció a llevarnos a casa a mi suegra y a mi, luego yo subí a mi habitación mientras ellos permanecían en la sala conversando.

    Era mi oportunidad, esa noche estaríamos solos mi suegra y yo en la casa, así que cuando escuche que Esteban se iba, me desnude completamente y así escuchando como mi suegra entraba en su habitación, Salí al pasillo, mi verga estaba semi Erecta de imaginar lo que vendría, al fin poseería a mi suegra con su voluntad o contra ella. Pagaría el precio por traer otro hombre a la casa.

    Abrí suavemente la puerta de su habitación y colándome dentro me pare frente a su cama, ella yacía dormida cubierta por las sabanas, entonces jalando la sabana fuertemente, la quito de su cuerpo y la arrojo al piso, mi suegra despierta sorprendida, mira como me acerco junto a ella grita "Que hace?" mientras de un fuerte tiron desgarro su bata, dejándola prácticamente desnuda, sus pechos colgaban suaves y aquella mata de pelos surgían ante mi vista... ella me miro con cara de temor, mientras yo me acostaba sobre ella con mi verga completamente erecta, ella permanecía inmóvil… como esperando lo que venia.

    Continuara…

  4. #4
    Banned FUCKING va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    14 mar, 11
    Mensajes
    299
    Entradas de blog
    1
    Mi suegra paga el precio 4

    MI mujer debería permanecer en la clínica unos días en reposo con mi nuevo hijo, así que Esteban se ofreció a llevarnos a casa a mi suegra y a mi, luego yo subí a mi habitación mientras ellos permanecían en la sala conversando.

    Era mi oportunidad, esa noche estaríamos solos mi suegra y yo en la casa, así que cuando escuche que Esteban se iba, me desnude completamente y así escuchando como mi suegra entraba en su habitación, Salí al pasillo, mi verga estaba semi Erecta de imaginar lo que vendría, al fin poseería a mi suegra con su voluntad o contra ella. Pagaría el precio por traer otro hombre a la casa.

    Abrí suavemente la puerta de su habitación y colándome dentro me pare frente a su cama, ella yacía dormida cubierta por las sabanas, entonces jalando la sabana fuertemente, la quito de su cuerpo y la arrojo al piso, mi suegra despierta sorprendida, mira como me acerco junto a ella grita "Que hace?" mientras de un fuerte tiron desgarro su bata, dejándola prácticamente desnuda, sus pechos colgaban suaves y aquella mata de pelos surgían ante mi vista... ella me miro con cara de temor, mientras yo me acostaba sobre ella con mi verga completamente erecta, ella permanecía inmóvil… como esperando lo que venia.

    Yo entonces colocándome arriba de su cuerpo, sentía como su cuerpo temblaba bajo el mío, ella mi prepotente y orgullosa suegra estaba debajo mío, a mi merced, sintiendo como mi enorme verga rozaba sobre sus muslos, sintiendo el calor de su maduro y tan deseado cuerpo junto al mío, entonces acercando mi cara a la de ella boca busco la suya, ella estaba inmóvil, empecé a besarla despacio mi lengua recorría sus labios su boca estaba cerrada, mi lengua empujaba para entrar en su interior, despacio, mis manos empezaron a recorrer sus brazos, acariciarlos, mientras mi dura verga chocaba contra su estomago, sus labios no respondían mi beso, estaba ahí, entonces bajando despacio mi boca por su cuello, la chupaba, la besaba, hasta llegar a sus tetas, eran enormes una deliciosas y ricas tetas maduras todas para mi, mi boca fue sobre ellas, mamando sus pezones que eran oscuros y estaban muy duros, uhhh que delicia, pero ella no respondía, muda, callada!

    Mi boca chupaba cada teta suave y eróticamente, mis manos recorrían su cuerpo, una de mis manos bajo por su vientre, mientras buscaba su tan deseada cueva, encontrándome con una gruesa y rica mata de vellos en su raja, despacio mis dedos empezaron a jugar con sus labios, separándolos, acariciándolos, mis dedos lentamente penetraron aquella ardiente raja, estaba húmeda!, aunque mi suegra no quisiera admitirlo, esta lubricándose, estaba excitada!, mis dedos empezaron a jugar con su clítoris, lo sentía duro y redondo, mi verga ya lubricaba todo el liquido pre seminal que podía, estaba super caliente, ahí tenia a mi merced a mi suegra, la mujer que tanto me había despreciado, pero ella no respondía, simplemente quieta como si aunque su cuerpo estuviera ahí, su mente estaba lejos, sacando mis dedos de su raja, decidí que tenia que pagar el precio por su indiferencia, así que levantándome sobre ella, coloque mi verga frente a su cara, mi verga estaba tan gruesa y dura que me dolía, entonces empecé a hablarle:

    "Venga suegra mámemela, yo se que UD quiere tenerla toda, déjese de falsas poses y mámeme la verga, esta verga es toda suya, disfrútela suegra"

    Y empuje mi verga a su boca, ella no respondía, que dura era esta mujer aunque sabia que estaba excitada, no daba el brazo a torcer. Entonces poniéndome aun mas arriba puse mis bolas sobre su cara, "Chupelas" le decía, de pronto, siento como mi suegra abre su boca y saca su lengua, despacio la acerca pero no a mis bolas sino a mi culo, siento como su lengua despacio roza mi culo, su caliente y suave lengua se desliza deliciosamente por mi culo, AHHHH! Que sensación nunca ninguna mujer me había chupado el culo como lo hacia mi suegra, acerco mas su cara a mi culo, prácticamente su boca me estaba dando la mejor mamada de culo de mi vida.

    Sentí como mi verga quería reventar de la excitación, una de sus manos entonces se movió y empezó a rozar con la yema de los dedos mis bolas, Ahhhh de nuevo esas ricas sensaciones, tomo mis bolas y bajando su boca suavemente empezó a chuparmelas , su lengua jugaba con ellas, moviéndome un poco, pongo mi verga frente a su cara, ella mirándome directamente a los ojos empieza a deslizar su boca sobre mi rica verga, ahhh si así, mientras ella llega hasta la cabeza de mi trozo y abriendo mas su boca la mete dentro.. "UUUUHHHHhhh Si" era lo mas excitante que podía imaginar ahí estaba ella mi prepotente suegra, comportándose como la puta mas experimentada, mamando mi verga de una forma muy caliente y rica, "Si así mámemela suegra, ahhh que rico sentir como se la traga toda, se que UD la quiere, hace cuanto no tenia una verga como esta para disfrutar suegra"

    "Hace mucho" gimio, "Ha pasado mucho tiempo desde que deseaba tanto una verga como la suya"Fueron las primeras palabras con que hablo mi suegra.

    Entonces apartando mi verga de su boca me acomode dejando mi cuerpo sobre el suyo, mi boca se acerco a la suya, ella abrió los labios aceptando mi lengua que buscaba desesperada la suya, "Unhhhh que rico besa suegra","Ahhhh mas rico besa ud Enso ahhh mire como me tiene", y mientras decía esto sus manos fueron a su raja que estaba completamente lubricada, separando las piernas con sus manos acariciaba su raja. "Que feliz me va a hacer con esa vergota, no sabe cuantas veces he imaginado que me tomaba, que me la metía toda, ahhhh" "Pues eso es lo que voy a hacer mi suegra, metérsela toda hasta el fondo, le voy a partir esa raja con mi verga" ¡"Si siii metamela, quiteme toda esta calentura de sentir su enorme verga en mi abandonada raja"

    Incorporándome con mis manos, separo sus piernas a cada lado y coloco mi verga en la entrada de su rica raja, aproximándola empiezo a meterla en su caliente y húmeda cueva "Ah que rico, siento como mi enorme verga se va abriendo paso dentro de su cueva, se siente tan estrecha y ardiente ahhh"

    "Siii, ahhh que delicia ahhh!, partame con esa enorme y gruesa verga que tiene, cojame toda"

    De ser una señora de sociedad, mi suegra se había transformado en una puta de las más ardientes.

    Mi verga estaba entrando hasta el fondo de mi suegra, sentía como se retorcía de placer, sus gemidos, sus movimientos, empezó a moverse de una forma deliciosa ordeñando mi verga, mientras yo clavaba fuertemente mi verga dentro de su riquísima raja. " Ahhh Ensoooo…oh; ahh me mata, así así siga no pare déme esta vergota que tanto necesito, desde que lo vi lo deseo, UD con su rudeza y virilidad, despertó todos mis deseos… ahhhhh"

    "Comasela toda suegra, yo también la deseo, y se que ese viejo que tiene junto a usted no le va a dar todo esto" y mientras decía esto clavaba aun mas fuerte mi verga en su interior.

    Nuestros movimientos eran cadenciosos y sincronizados, los dos nos retorcíamos dando placer al otro, sus uñas clavadas en mi espalda, mientras gemía fuertemente. Nuestros movimientos aceleraron, mi suegra empezó a gemir mientras sentía como su cuerpo se convulsionaba por los espasmos del placer…

    " Ahhh si así ahhhh que me mata… ahhh ahhhhh, gracias Ensooooo.. ahh gracias por hacerme tan Feliz … ahhhhhh"

    Su cuerpo se retorció bajo el mío, sentía como si me estuvieran ordeñando la verga, su cuerpo ardía, sus jugos salieron expulsados contra mi verga que seguía perforando lo mas profundo de su rica raja, acelere aun mas mis empujes, ella seguía gimiendo, mi suegra sabría lo que era una joven verga satisfaciéndola, así que sacándosela me retire levantándome de la cama me senté en un sofá y le dije "venga suegra siga cogiendome montese en mi verga y demuestre a su yerno lo que una mujer de su clase sabe hacer"

    Ella completamente entrega a la lujuria se levanto y aproximándose a mi abrió sus piernas y se sentó sobre mi verga, tragándosela casi toda dentro de su rica raja, "Esto es lo que quiere que me lo coja, que disfrute su rica verga, eso hago ahhh,, si que rica verga,…ahh"

    Se movía arriba y abajo sobre mi verga de una forma muy caliente, sentía como su raja chocaba contra mis bolas, "Ahhhh que verga tan rica ahhh "

    Gozaba mi suegra

    Y acariciaba sus tetas, las apretaba, las amasaba, las saboreaba, eran tan grandes y redondas, ahhh que placer mamarlas. Nuestros cuerpos estaban completamente empapados, la excitación era alta que nos sentíamos arder.

    Nuestros movimientos eran tan ardientes y calientes que sentí como mis bolas empezaron a contraerse estaba a punto de expulsar todo mi semen, mi leche estaba a punto de salir, así que tomando a mi suegra la clave hasta el fondo y ahí en lo mas profundo de su ser, sentí como mis bolas vaciaban toda la leche acumulada, los chorros de semen iba a estrellarse contra las paredes de la rica raja de mi suegra, "Ahhhh tome suegra, tome puta ahhh si sienta como la lleno con mi leche, sienta la leche de su yerno llenando sus entrañas, ahhhh que rica mi vieja puta.. ahhhh"

    "Siiiii, ahhh que rico lleneme toda de leche, la necesito que rico sentir su joven y caliente leche en mi interior. Ahhhh" y mientras decía esto volvía a retorcer de placer experimentando placeres olvidados hace mucho tiempo.

    Sacando mi verga de su raja, esta permanecía completamente dura, mi suegra sonrió al verla y tomándola en su mano la dirigió a su boca donde con gran maestría procedió a chuparla bajando y subiendo su lengua sobre mi verga. El placer era total.

    "Uhh que rico déjeme limpiar esta rica verga que me hace tan feliz" decía mi suegra mientras me miraba a los ojos mamando mi verga con una puta experta, era asombroso aquella vieja y fría mujer en realidad era una puta ardiente que gozaba del sexo como hacia mucho no lo había hecho.







    Cinco años después…

    Después de haber vivido con mi mujer durante 2 años, decidimos separarnos, en realidad ella nunca fue la mujer que quería, ella decidió que educaría a nuestro hijo con la ayuda de su madre, así que nos separamos en buenos términos. Ahora tengo tres años de vivir solo en una pequeña casa donde hago lo que quiero, tengo la libertad que deseo, mi suegra es quien me da todo lo que necesito y me trae a mi hijo para que lo vea, lo único que pide es que mi verga este siempre dura y dispuesta cada vez que ella venga a visitarme.

    Este es el precio que pago mi suegra por mi verga, una verga que hará feliz a la abuela de mi hijo cada vez que ella lo pida.

+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes